0 Comments

Debido al COVID-19, las compras festivas y navideñas serán diferentes a las compras de los años anteriores.

A medida que nos acercamos a la temporada de regalos y compras festivas en medio de la pandemia, los consumidores se preocupan por verse obligados a comprar en lugares cerrados o concurridos. Por ello, las empresas se están adaptando rápidamente para satisfacer sus necesidades.

Como ejemplo tenemos al mercado estadounidense:

  • De acuerdo con un estudio de Google e Ipsos, 75% de los compradores estadounidenses dijeron que comprarán más en línea que en años anteriores. Y un porcentaje similar dijo que buscarían ideas de regalos en línea y no en tiendas físicas.
  • Más de un tercio de los compradores estadounidenses que normalmente compran en tiendas físicas durante el Black Friday dicen que no lo harán este año, según Google.
  • El 47% de los compradores dijeron que planean usar opciones para comprar en línea, recoger en tienda o pedir la recolección “a pie de acera”.

Sin embargo, las cifras demuestran que las ventas online han crecido año con año, y que el comercio electrónico ha incrementado debido a la pandemia, así que esta temporada podría tener cierta familiaridad con la costumbre de hacer compras online de años recientes.

Como estamos cerca de vivir una temporada “COVID-19” de compras navideñas, las Pequeñas y Medianas Empresas deben prepararse no solo para ofrecer ventas en línea (especialmente si ya tienen experiencia en retail), sino también para promocionarse ante más clientes, con más anticipación que nunca.

Hay algunos pasos que puedes seguir, como ofrecer promociones online y en el mundo real, agregar medidas adicionales de seguridad a tu tienda e incluso agregar nuevas formas de procesar y aceptar pagos para ser exitoso este año. Si tienes una Pyme, estas son ocho claves para asegurar que la temporada de compras festivas sea rentable para tu negocio mientras seguimos en el COVID-19:

1. Avisa a tus clientes, desde AHORA, qué acciones seguirás durante la temporada navideña.

Si tienes una base de contactos, comunícate con todos los que están en esa lista de correos electrónicos. Mejor aún, configura semanalmente un boletín de email que anuncie cuáles serán tus promociones especiales.

Y si no tienes una lista de contactos o un Newsletter, ahora es el momento de comenzar. Además, no olvides “correr la voz” en tus redes sociales hablando sobre las ofertas especiales, las ventas o las restricciones que existirán en tu sitio web durante la época festiva.

2. Usa publicidad en redes sociales.

Si cuentas con una tienda física, considera la posibilidad de hacer publicidad en Facebook para llegar a personas dentro de un radio cercano a tu ubicación. Si tienes cierta especialidad o quieres llegar a un público específico, también puedes dirigirte a ellos en Facebook. Y si tienes una tienda en línea, dirígete a tus clientes otorgándoles ofertas especiales y envíos gratuitos (de ser posible).

3. Busca a una empresa que tenga listas de emails para enviar mensajes a audiencias específicas.

Especialmente si tienes una tienda pequeña o estás especializado en un sector o una línea de productos muy particular. Por ejemplo, si vendes calzado y ropa para correr, una empresa que ofrece bases de datos de emails puede otorgarte acceso a una lista de personas que están suscritas a una revista deportiva o que han expresado interés en correr. Así podrás enviarles emails publicitarios con ofertas atractivas y el catálogo de tus productos.

4. Busca alternativas a tus proveedores.

Siempre vale la pena tener un respaldo (en todos los aspectos de la vida); pero en esta temporada es fundamental tener apoyo extra si uno de tus proveedores, repentinamente, tiene escasez de materiales o debe cerrar debido a un brote de COVID-19 durante la temporada alta de compras navideñas. Piensa que si cuentas con varios proveedores, no tendrás que hacer una “carrera desbocada” por cumplir con los pedidos.

5. Agrega empresas de dropshipping a tu alineación de comercio electrónico.

El dropshipping consiste básicamente en vender un producto desde tu tienda en línea, pero haciendo que un mayorista o empresa complete el pedido y realice el envío por ti.

Es decir, puedes encontrar proveedores que se encarguen de enviar los pedidos por ti. Solo tienes que darles la información de envío y ellos van a recoger, empaquetar y enviar los pedidos en tu nombre. Esto te brinda tranquilidad para tener suficiente inventario sin la necesidad de almacenar todos los productos en tu negocio o almacén.

6. Infórmate y prepárate contra los fraudes con tarjetas de crédito.

Ten en cuenta que los fraudes financieros han aumentado y seguirán haciéndolo. Lamentablemente, los fraudes con tarjetas de crédito ya están aumentando debido a la pandemia. Considerando que el comercio electrónico ya sufría defraudaciones regularmente, el aumento de las ventas en línea las multiplicará.

Esto significa, entre otras cosas, que necesitas pedirles a tus colaboradores que verifiquen las identificaciones oficiales de los clientes que realizan compras con tarjetas de crédito y débito. Asegúrate de que las terminales bancarias sean compatibles con el estándar EMV –por las siglas de Europay, Mastercard y Visa–, donde los compradores insertan sus tarjetas en los lectores de chips, en lugar de deslizarlas (que es un método menos seguro). E investiga cómo puedes aumentar la verificación de identidad para pedidos online (como solicitar el código CVV de las tarjetas en todas las compras).

7. Habla con tu proveedor de servicios comerciales acerca de sus planes de prevención y detección de fraudes.

Además, te recomendamos buscar programas para Pymes como los que ofrece Visa para que aceptes pagos digitales. Estos programas ayudan a las Pequeñas y Medianas Empresas a lidiar con disputas y devoluciones de cargos que ocurren cuando los titulares de las tarjetas no reconocen un cargo en el extracto de su tarjeta de crédito, así como a reducir los “fraudes amistosos” (cuando sí realizan el cargo a su tarjeta pero no lo reconocen para que les devuelvan el dinero).

8. Asegúrate de reforzar la seguridad de tus clientes en línea y de respaldar toda la información.

Promueve que tus clientes usen contraseñas difíciles de descifrar para evitar que algún hacker se apropie de sus cuentas. También verifica que tus propios datos de inicio de sesión y tus credenciales de seguridad sigan las mejores prácticas en línea. Y, de paso, revisa que tengas un certificado de seguridad cibernética en tu negocio. Todo esto puede ayudar a prevenir las violaciones de datos y el robo de identidad, o por lo menos tener la posibilidad de pagar las pérdidas y los daños si se produce una ciberamenaza.

Y si necesitas consejos para entender mejor cómo se crea una página web, no dudes en acudir a mi a través de mi sitio web, trabajo con un grupo de personas profesionales en el rubro de seguridad y ventas a través de internet.

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *